viernes, 27 de julio de 2012

EN VERDAD TE DIGO....



Políticos, Banqueros, Empresarios, Constructores, Jueces, Enchufados, cuando roban y meten la mano en la saca se convierten en burdos ladrones. Ladrones tan míseros que roban al que no tiene, ladrones tan cobardes que se esconden bajo sus siglas o empresas cuando son pillados, tan infantiles que en lugar de entonar el "mea culpa" proclaman a los cuatro vientos el "yo no he sido, yo no he sido" ó "ha sido él, él me obligó".
Ladrones que teniendo la posibilidad de reconocer sus errores huyen de cualquier responsabilidad. Cuántos Gestas y qué pocos Dimas existen en este mundo.

lunes, 23 de julio de 2012

IN ICTU OCULI


Obra de Valdés Leal que se encuentra en la Iglesia de San Jorge en el Hospital de la Caridad, Sevilla. La muerte con su guadaña nos muestra su poder: de un soplo (como le sucede a una vela que se apaga) la vida humana finaliza, poniendo límite a todos los poderes terrenales representado por los que aparecen abajo, como las glorias eclesiásticas (báculo, mitra y capelo cardenalicio) y las glorias de los reyes (corono, cetro y toisón). La muerte se apoya en la tierra. Y ni siquiera la sabiduría, la guerra o las riquezas pueden superar al destino de la muerte. (descripción artística tomada de wikipedia).

Ésta obra debería se objeto de estudio por todos aquellos que independiente de ideología política (me da exactamente igual de derechas, izquierda o centro) obstenta el poder durante un tiempo y se creen que pueden decidir sobre la vida de los demás. También por los grandes artistas de la banca y de las grandes empresas y del alto número de corruptos que se enriquecen a costa de los múltiples engaños a la sociedad, quedando impune por ello gracias al consentimiento de los políticos que van a sacar tajada.

A todos ellos, y tal como indico en el artículo que abrió este blog, temed a "La Canina", porque "vuestras acciones son las que le dan energía para poder levantar otra vez su guadaña. Cada día que pasa, con sus avatares, con los actos que se cometen, vamos observando desde nuestro interior, cómo se va incorporando poco a poco esa figura sedente y vuelve a amenazarnos con su temible guadaña, cómo nuestro comportamiento le va dando fuerzas a ese Ser para volver con su ejército de enfermedades y guerras".

Esperemos que todo ésto termine pronto y por buen camino porque si no, como dicen los viejos del lugar...."Dios nos coja confesado".
  


ARTISTAS CALLEJEROS